Nora Riquelme

Ex alumna Liceo Nº3 de Niñas Mercedes Marín del Solar

Nora Riquelme González, nació el 24 de abril de 1944. Ingresó el año 1955 al Liceo Nº3 de Niñas Mercedes Marín del Solar, emplazado en el Palacio Pereira, lugar en que estudió hasta el año 1964. Nora, relata sobre su participación en los festivales corales escolares, así como sobre los salones y pasillos del Palacio, espacios de encuentro y conversación entre alumnas. Además, recuerda a Santiago Centro como un lugar elegante, atractivo y tranquilo, acompañado por el paso de un tranvía eléctrico entre las calles de San Martín y Huérfanos.

URL de Video remoto
Santiago
2021

Otros Testimonios

"Desde mi adolescencia tuve constantes pesadillas con lugares abandonados, marginales, destruidos y amenazantes, deslavados. los cuales aparecían involuntariamente en mi subconsciente. El Fondo. Ese mismo año surgió la posibilidad de fotografiar el Palacio Pereira, en ese entonces un esqueleto patrimonial desarmado y en ruinas, a punto de ser comprado por el estado. Esto permitió que pudiera obtener los fondos ideales para mis fragmentadas figuras. "

Francisca Castelblanco

"Desde mi adolescencia tuve constantes pesadillas con lugares abandonados, marginales, destruidos y amenazantes, deslavados. los cuales aparecían involuntariamente en mi subconsciente. El Fondo. Ese mismo año surgió la posibilidad de fotografiar el Palacio Pereira, en ese entonces un esqueleto patrimonial desarmado y en ruinas, a punto de ser comprado por el estado. Esto permitió que pudiera obtener los fondos ideales para mis fragmentadas figuras. "
Artista

Enrique Matthey

Artista

Gonzalo Martner

Ex-Presidente de la Federación de Izquierda de Estudiantes Particulares (FIEP)

Galut Alarcón

Cineasta

Marta Lelas

Ex-residente

Carmen Goic

Productora Teatral

Elena Duarte

Ex alumna del Liceo N° 2 de Niñas Isaura Dinator de Guzmán
Al toparnos con el Pereira, este inamovible monstruo, el que nos devoró los sesos con sus detalles ruinosos, cornisas, capiteles, ménsulas, todo a medio sostener; era  ver a un anciano decrépito sin pelo, sin dientes y los ojos con glaucoma.

Hermann Sepúlveda

Al toparnos con el Pereira, este inamovible monstruo, el que nos devoró los sesos con sus detalles ruinosos, cornisas, capiteles, ménsulas, todo a medio sostener; era  ver a un anciano decrépito sin pelo, sin dientes y los ojos con glaucoma.
Visitante